Una buena salud, factor clave al manejar tu motocicleta

Buena salud al conducir moto

Estar al mando de una moto o cualquier otro vehículo exige de nosotros gozar de buena salud y condición física.

Sin embargo, no siempre somos conscientes de este aspecto y lo pasamos por alto sin pensar en las consecuencias negativas que puede producir.

Para saber más de este tema, TechCar platicó con Jorge Pérez, director de ITALIKA Racing, quien nos compartió ideas muy interesantes e importantes.

Buena salud = disfrute pleno de tu moto

Ya sea por trabajo o esparcimiento, tu motocicleta es lo más importante para ti, pero manejarla va de la mano con dos palabras: consciencia y responsabilidad.

Jorge nos dice: “es necesario tener una consciencia y un conocimiento de quien soy yo a bordo de una moto, qué tipo de moto estoy llevando y por dónde la estoy llevando”.

Es cierto, y ninguno de nosotros en su sano juicio transitaríamos con la moto en lugares peligrosos o haríamos algo que nos pusiera en riesgo.

Gozar de buena salud al conducir permitirá disfrutar tu moto plenamente

Sin embargo pueden existir situaciones que modifiquen nuestro proceder, alteren nuestra buena salud y cambien la realidad radicalmente.

El director de ITALIKA Racing comenta al respecto: “En el alcohol, por ejemplo, hay personas que se sienten eufóricas o con una confianza excesiva e irreal que puede dar como resultado un final fatídico.”

No es novedad ver en otros -o hasta en nosotros- este comportamiento que te desinhibe y provoca que te sientas “el que todo lo puede”, cuando no es así.

Estar apartado de la realidad y subirte a tu moto no es la mejor decisión. 

Pero un poco más de alcohol no es la única situación que influye en tener una buena salud, existe otra aparentemente “inofensiva”.

Jorge lo explica: “Puede suceder que al ingerir un medicamento éste provoque somnolencia (que) trae como consecuencia una alteración en la forma de percibir la realidad o no me permite tener una consciencia plena de las distancias”.

En este apartado es muy importante conocer y reconocer los efectos secundarios que conlleva tomar un medicamento porque no permiten que hagamos otras actividades “al 100”.

Todo lo anterior afecta negativamente nuestro manejo. Imagina por un momento que vas a evadir un bache pero por no poder calcular bien la distancia maniobras a destiempo..

Pero la ausencia de una buena salud puede ser fatal. Si manejas con sueño, tus reflejos no son los mismos y son más lentos, hay una falta de coordinación. Esto en una situación de emergencia es la diferencia en salvar o no la vida.

Existen estudios que señalan que la somnolencia provoca en nuestro cuerpo efectos similares a los que provoca el exceso de alcohol.

La condición física

El tema de la condición física tampoco lo podemos hacer de lado. ¿Tuviste una jornada exhaustiva? ¿Tu cuerpo está cansado? Reposa por favor.

En este sentido Jorge nos explica: ”Cuando uno no descansa también se ven afectados los reflejos, (éstos) bajan, es importante no estar muy cansados al conducir la moto porque los reflejos están bajos”. 

Y en una situación real puede suceder que si tu mano está cansada no responde con la presión adecuada cuando se requiera,  por ejemplo, al frenar.

Como bien dice el director de ITALIKA Racng: “Haciendo bien las cosas se puede disfrutar muchísimo la moto, además no se necesita una condición física extrema”. No abuses de tu cuerpo.

Aceptar cuando no estás en condiciones físicas de conducir es importante.

Saber decir “no”

Todo lo que nos ha compartido Jorge Pérez es de gran valor, pero hay algo más igual de importante: ser sinceros con nosotros mismos.

Si no cuentas con buena salud y un estado físico adecuado, reconócelo y toma la decisión correcta.

“Cualquier situación que altere nuestro estado normal es algo que tenemos que tomar muy en cuenta y saber que debemos bajar la velocidad o definitivamente no subir a la moto”, enfatiza el directivo.

“Si a lo mejor me duele la cabeza, (y) voy al médico en la moto, debo hacerlo con mayor cuidado. Pero si hay que hacer alguna otra actividad, la suspendo antes de manejar la moto para no ponerme en riesgo”, agrega.

Y finaliza: “Ser franco con uno mismo es lo más importante. ¿Estoy en buenas condiciones para subir a la moto? Debo ser responsable. Esto nos puede garantizar disfrutar plenamente de la moto”.


Deja un comentario

*

code

Loading Facebook Comments ...