Toyota, la menos afectada en venta de autos nuevos durante abril en México

Toyota

La venta de autos nuevos en México tiene en abril de 2020 su peor mes en la historia al presentar una caída de 64.5% en relación al mismo periodo de 2019. La marca de volumen que menos pérdidas registró en este lapso fue Toyota con un porcentaje de 53.3%.

De acuerdo con datos del INEGI, durante el cuarto mes de 2020, se vendieron 34,903 vehículos contra 98,346 de abril de 2019. Toyota comercializó 3,386 unidades contra 7,245 del año anterior. 

En lo que toca al resultado acumulado del primer cuatrimestre de 2020 y con información del INEGI, el descenso del mercado interno fue de 23.1 por ciento comparado con el mismo periodo de 2019. Hablando de fabricantes, Renault ha sido la menos afectada al conseguir un 11.1% menos en lo que va del año.

La situación de la francesa es interesante pues a pesar de haber tenido una disminución de un 65.9% en sus ventas en el mes de abril (785) comparado con 2019 (2,300), el impacto sobre la venta total de los cuatro primeros meses no fue tan fuerte.

La participación de mercado sigue prácticamente igual con Nissan encabezando la lista con el 20.4 por ciento seguida de General Motors que ostenta el 16.9% y en tercer lugar Volkswagen con 13.9 puntos porcentuales. Aunque estas tres empresas se han mantenido inamovibles en sus puestos, ha sido notoria la reducción en los porcentajes, en especial de la japonesa que en su mejor momento tenía el 25% del mercado.

A diferencia de otros jugadores del sector automotriz que desde hace varios meses, incluso años, han visto un descenso en la presencia que tienen en la venta de autos nuevos como es el caso de las norteamericanas FCA y Ford que hoy en día se ubican en la posición 7 y 9 respectivamente, Toyota ha fortalecido su cuarto lugar con un volumen de ventas constante y que la pone a prácticamente cinco puntos de General Motors.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia y las consecuencias que ha tenido en la economía mundial y nacional, la situación ya de por sí difícil del mercado interno se agravó y a ciencia cierta nadie puede dar un panorama certero de cómo reaccionará el sector en este punto una vez que la actividad comercial y laboral reanuden sus funciones.

Y es que al tratarse de una situación que nadie esperaba y el golpe que esto ha significado en la vida del mundo, habrá que esperar que pase la emergencia sanitaria para conocer qué tan afectada quedó la economía de las familias y en particular de aquellas familias, personas y empresas que tenían contemplado adquirir un vehículo nuevo y cuántas de ellas podrán continuar con sus planes.

Tal vez la alternativa que implementen las empresas sea reforzar el financiamiento mediante programas más agresivos que motiven a los clientes a comprar. 

De lo que sí podemos estar seguros es que la reactivación del mercado será un proceso lento e indefinido en su duración.

Deja un comentario

*

code

Loading Facebook Comments ...