Porsche y LucasFilm diseñan una nave espacial única

Porsche-Star-Wars

La saga de Star Wars llegará a su fin cuando el próximo 19 de diciembre se estrene su última película, “El ascenso de Skywalker”, y esto fue el motivo perfecto para juntar a un conjunto de personas creativas de Porsche y LucasFilm para llevar a cabo un proyecto ambicioso: crear una nave espacial excepcional que reúna elementos de la firma alemana y del universo creado por George Lucas.

Esta idea se antojaba atractiva y al mismo tiempo significaba un reto contra el tiempo pues el resultado debía estar listo en seis semanas, por lo que una vez reunidos los equipos comenzaron a trabajar de inmediato.

Su primer encuentro se realizó en Alemania, en las oficinas de Porsche, donde Doug Chiang, Vicepresidente Ejecutivo y Director Creativo de LucasFilm y Michael Mauer, Vicepresidente de Estilo de Porsche, se encargaron de dar los detalles y requerimientos para que los diseñadores pudieran trabajar.

Porsche-Star-Wars
Porsche plasmó en la Tri-Wing S-91x Pegasus varios elementos de su lenguaje de diseño

Chiang comentó que los diseños de Star Wars son sencillos, icónicos y fáciles de dibujar. Por su parte Mauer, quien es el encargado del desarrollo del diseño interior y exterior de todos los modelos del fabricante alemán desde 2004, dijo que la esencia del lenguaje de diseño de Porsche se basa en 6 elementos como una línea del techo inclinada, una mejor relación con la altura, entre otros, y todos ellos tienen un común denominador: la proporción.

Un aspecto que sin duda ayudó a la creatividad fue la visita al museo de Porsche, donde la gente de LucasFilm pudo conocer de primera mano los elementos fundamentales que identifican a la compañía de Stuttgart.

Con todos estos parámetros faltaba la parte fundamental: las especificaciones de la nueva nave. Por principio de cuentas se trata de una aeronave ligera de asalto para la Nueva República con cuatro motores como máximo y dos como mínimo, capacidad para dos pilotos pero con espacio para transportar hasta cinco personas, una puerta de acceso a una gran área de carga en la parte trasera y dos entradas frontales emulando al Taycan.

Porsche-Star-Wars
Porsche LucasFilm invirtieron seis semanas para dar vida a esta aeronave de asalto

Doug y Michael estarían a cargo de orientar a los creativos y de acuerdo con lo que arrojara la lluvia de ideas y los bocetos que cada equipo presentara definirían la dirección del proceso. De ahí se harían los cambios necesarios para finalmente llegar a la fabricación de un modelo en tercera dimensión.

Cada parte de la nave se revisó y evaluó, lo mismo fue la forma y colocación de los motores como el aspecto exterior, que transmitiera una sensación de ligereza, hasta el diseño de la cabina, donde Porsche aportaría una gran parte de su concepción.

De todos las propuestas se seleccionaron las partes más destacadas o apropiadas, literalmente se recortaron de los dibujos originales haciendo un collage y con todo eso había llegado la hora de crear el prototipo definitivo y de ahí a la última parte, darle vida en tres dimensiones.

Porsche-Star-Wars
Este proyecto coincide con el estreno de la última película de Star Wars

El resultado fue una aeronave de la que todos se sintieron orgullosos y se denominó Tri-Wing S-91x Pegasus . Una mirada a los detalles revela la serie de características familiares del estilo de Porsche. La parte frontal recuerda a las llamadas “air curtains” (entradas de aire) que se unen con los grupos ópticos delanteros para crear un todo único en el Taycan. Además de la luz diurna de cuatro puntos típica de los modelos Porsche de última generación, los llamados “blasters” (grandes cañones de disparo) dan personalidad a la sección delantera. La parrilla trasera, con láminas verticales y la tercera luz de freno integrada, se inspiró en la generación actual del 911. También aquí, en la zaga, aparece la sección de iluminación distintiva de la marca. Los criterios de diseño de Porsche se han aplicado igualmente al interior: la instrumentación en el puesto de conducción está claramente orientada al piloto, mientras que la posición baja del asiento recuerda a la ergonomía deportiva del Porsche 918 Spyder. Todos los elementos responden al principio básico de la marca, según el cual deben cumplir una función clara.

Es así como dos entidades aparentemente ajenas tuvieron un punto de encuentro y lograron reunir lo mejor de cada una para crear un vehículo único en un tiempo récord y que sin duda será del agrado de los fanáticos tanto de Porsche como de Star Wars y a la vez contribuye dignamente al final de esta saga que tanta huella ha dejado en millones de personas en todo el mundo.


Deja un comentario

*

code

Loading Facebook Comments ...