Jetta 2019, un cambio de personalidad

Jetta 2019, un cambio de personalidad

Durante una semana tuvimos a prueba el Jetta 2019 en su versión Highline, un vehículo referente en México.

¿Cuántas historias existirán entorno al Jetta de Volkswagen?. Recordemos que es uno de los nombres con más años en el mercado. Esta fue una de las cuestiones que tuvimos en mente al iniciar la prueba de manejo.

Para quienes encabezan la renovación de un modelo de este tipo, la tarea no debe ser sencilla. Esto debido a que la historia de un modelo como el Jetta, debe mantenerse. En casos como este, pesan demasiado.

Pero la solución en esta nueva generación va acorde a los tiempos del mercado. El Jetta 2019 es un vehículo que cambia en personalidad. Pero este cambio lo convierte en un modelo con más elementos para satisfacer a un público más exigente.

Un diseño más elegante es la carta de presentación del Jetta 2019

Al exterior destaca el diseño más elegante. El nuevo Jetta se percibe como un vehículo que ya no es para un público juvenil, sino para ese joven que llegó a la madurez.

Del diseño frontal son agradables las líneas de la parrilla y la solución en diseño que las une con los faros. También, las líneas del cofre le confieren una imagen de mayores dimensiones, una solución agradable a la vista.

La silueta denota esa madurez. Con dimensiones mayores a la generación previa y con líneas laterales que aumentan más la percepción en dimensiones de la carrocería.

Por último, no deja de sorprender la enorme cajuela. Con capacidad de 510 litros, en la cual no tendrás problemas para cargar con el equipaje en caso de salir de viaje o lo que sea necesario.

Motor moderno, con empuje adecuado

Uno de los elementos que más agradó fue el motor. Un bloque de cuatro cilindros, 1.4 litros turbo, el cual desarrolla 150 caballos de potencia. En la versión Highline cuenta con una transmisión Tiptronic de seis velocidades.

La ventaja de este motor es que durante la conducción en ciudad reduce el consumo de combustible.

El turbo otorga un buen empuje cuando se exige, con una respuesta rápida. Ideal para solucionar el tráfico de ciudad.

Durante la prueba de manejo no se percibió que el vehículo fuera pesado para la entrega del motor, lo cual habla de un buen balance en desempeño.

Ya en carretera, optamos por una conducción más dinámica para aprovechar las ventajas del motor. Ante ello, el consumo de combustible se mantuvo en niveles óptimos. Cabe destacar que en ningún momento se percibe un vehículo aburrido o sin falta de empuje.

El turbo continuó con un buen empuje mientras se realizaban rebases en carretera o cuando se aceleró con mayor ímpetu.

De acuerdo con la computadora del Jetta 2019, en algunos momentos obtuvimos un consumo medio de 15.4 kilómetros por litro. Un buen rendimiento considerando que la conducción fue en carretera y ciudad, además de que se realizó en una conducción convencional.

Como ejemplo, en nuestra prueba de manejo del Hyundai Grand i10 obtuvimos un rendimiento de 13 kilómetros por litro, en una conducción similar.

Atmósfera y equipamiento de otro nivel

En el habitáculo, el Jetta 2019 en su versión Highline cuenta con todo lo necesario para considerarse de un segmento superior.

En esta ocasión fue agradable el enfoque del equipamiento para aumentar la seguridad en conducción. Las asistencias como el detector de punto ciego es muy útil en el día a día.

También cuenta con alarma de tráfico trasero, la cual es muy funcional al salir del estacionamiento.

A su vez, la cámara de reversa asiste para maniobras en espacios cortos o al estacionarse.

Seis bolsas de aire en todas las versiones, es otro acierto, además de elementos de electrónica que se suman para aumentar la seguridad como el sistema de antibloqueo de frenos, control electrónico de estabilidad, bloqueo electrónico del diferencial, control de tracción.

Otro de los elementos que es muy útil en algunas zonas de la ciudad es el sistema de arranque en pendiente.

El control crucero permite viajes más cómodos en carretera al mantener la velocidad constante.

Por último, los asientos con acabado en piel perforada brindan un gran soporte para conducir sin agotarse. Además de contar con la opción de ser calefactables o ventilados, esta última opción se agradece durante el verano.

Jetta 2019 en su versión Highline tiene un precio de 427 mil 220 pesos.

En conclusión; Jetta 2019 es un vehículo que se muestra con gran madurez. Con prestaciones que apuntan a un consumidor más exigente, que ha crecido junto con el modelo. Un motor que es atractivo en desempeño con un consumo acertado.

 

Jetta 2019

8.9

Desempeño

9.0/10

Calidad de acabados

9.1/10

Tecnología

8.7/10

A favor

  • Confort al interior orientado a pasar un gran tiempo en el auto.
  • Respuesta del motor con el empuje del turbo y sin lag.
  • Asistencias en seguridad para el día a día.

En contra

  • Las bisagras de la cajuela no retienen en algunos casos y puede cerrarse intempestivamente.

1 pensamiento en “Jetta 2019, un cambio de personalidad”

Deja un comentario

*

code

Loading Facebook Comments ...