Hyundai Grand i10, un práctico y divertido citadino

Hyundai Grand i10, un práctico y divertido citadino

Con el Hyundai Grand i10 queda claro que un vehículo citadino es muy divertido. Su versión sedán es ideal para quienes requieren de transportarse con comodidad.

Tuve a prueba el Hyundai Grand i10 sedán, un vehículo creado para trasladarse en la ciudad sin sufrir complicaciones.

A lo largo de más de 300 kilómetros, los cuales recorrimos en ciudad y carretera, demostró toda su confiabilidad.

Motor práctico para cruzar la ciudad

En el papel, el tren motriz del Hyundai Grand i10 sedán pareciera poco entusiasta. Un motor de 1.2 litros, con 86 caballos de potencia y una transmisión automática de cuatro velocidades no suena tan atractiva. Sin embargo, el balance de ingeniería resulta muy interesante.

En los primeros kilómetros de la prueba de manejo, el vehículo demostró estar listo para cruzar la ciudad de manera confortable. Sorprendió gratamente la suspensión, la cual permite viajar de un lado a otro por las maltrechas vialidades.

A pesar de que tenía la concepción de que podría sufrir en los topes o en los propios baches, resultó lo contrario. Este es un punto muy importante debido a que muchas de las ciudades de México tienen este problema en infraestructura.

Estilo propio con el Hyundai Grand i10

En gustos se rompen géneros, pero el Hyundai Grand i10 tiene mucha actitud. Una parrilla en dimensiones considerables para su tamaño, pero que obtiene un buen ajuste con el diseño de las luces, una personalidad que para muchos podrá ser atractiva.

Para la versión GLS que tuvimos a prueba, la parrilla tiene acabado cromado, lo que resalta su tamaño.

La fascia delantera también posee dimensiones considerables, sobre todo porque es un subcompacto donde el diseño tiene poco rango en cuanto a tamaño. Aún así, las soluciones de diseño llegan a buen término.

En la zona trasera, también mantiene algunos rasgos bien logrados, resaltando el diseño de calaveras.

Tampoco estoy hablando de un vehículo espectacular en diseño. Considero que para el fin práctico para el que fue creado, se obtuvo buen resultado.

Interior con lo justo para un auto citadino

No esperes grandes elementos al interior. El Hyundai Grand i10 sedán cumple de manera óptima en equipamiento.

Los asientos son de tela con acabado de buena calidad. En tablero, paneles de las puertas, volante y palanca de cambios cumplen en calidad.

De hecho, considero que tienen mayor calidad que otros vehículos que se perciben con demasiado plástico.

En carretera, el Hyundai Grand i10 se vuelve divertido

No me quedé con las ganas de probarlo en carretera, sobre todo para comprobar si la potencia era suficiente para este tipo de trayectos.

Es importante considerar que el entorno para el que fue creado es completamente citadino. Pero no por ello no puedes viajar en carretera con la debida precaución.

En este caso al tratarse de la versión con transmisión automática de cuatro velocidades, en algunos momentos hay que tener la paciencia suficiente para esperar Hyundai Grand i10 tome la velocidad adecuada. Sobre todo al momento de realizar algún rebase o incorporación.

A resaltar que en el momento en que el vehículo logra una buena aceleración, mantiene la inercia adecuadamente. Por ello, los viajes en carretera pueden ser divertidos.

También mantiene un buen contacto con el pavimento. Reitero, recordemos que se trata de un vehículo hecho para la ciudad, así que hay que medirlo en su justa dimensión. Aún así resulta divertido.

Respecto al consumo de combustible, por su motor pequeño y en ciudad obtendrás buen rendimiento. Sin embargo en carretera y al exigirle mayor desempeño, como es lógico, el consumo ya no será tan atractivo.

En la prueba de manejo obtuve un consumo combinado (ciudad y carretera) de 7.3 litros por cada 100 kilómetros recorridos. Lo que es equivalente a 13 kilómetros por litro.

El Hyundai Grand i10 Sedán en su versión GLS con transmisión automática tiene un precio de 231 mil 800 pesos.

En conclusion: Hyundai Grand i10 Sedán es una opción práctica si buscas atravesar la ciudad. Si quieres de vez en cuando viajar en carretera y requieres espacio para cargar cosas, lo conseguirás de manera óptima. Recuerda que si exiges al motor, obtendrás un desempeño adecuado pero aumentarás el consumo de combustible, perdiendo la practicidad.

Hyundai Grand i10 Sedán

7.3

Desempeño

7.0/10

Calidad de acabados

8.0/10

Tecnología

7.0/10

A favor

  • Buen consumo de combustible en tráfico citadino.
  • Interiores de calidad acorde al segmento.
  • Confort en suspensión.

En contra

  • Caja automática con respuesta un tanto lenta.
  • Respuesta al intentar rebases en carretera.

Deja un comentario

*

code

Loading Facebook Comments ...